Para realizar alguna terapia con Juan Carlos en Madrid, España, escribir a :Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o llamar al teléfono 647633330

Qué es el Reiki

 Reiki es una palabra sánscrita que significa REI, energía universal y KI, energía vital.  

 El método Reiki se basa en la creencia hinduista sobre los Chakras, que explicarían los estados de salud de los seres humanos. Según esta creencia, el mal funcionamiento o bloqueo de uno o varios Chakras sería el que provoca o agrava el mal estado de salud dando lugar a enfermedades y trastornos. 

 El reikista actúa como canalizador de la energía universal y su objetivo es re armonizar los planos físico, emocional, mental y espiritual que han enfermado. Ha sido oficialmente reconocido y recomendado* por la Organización Mundial de la Salud (OMS - WHO) por sus resultados positivos, por ejemplo es altamente recomendable una sesión de Reiki antes y/o después de una operación. 

 

 Actualmente existen muchas corrientes de Reiki y en cada una de ellas se enseña de una forma distinta, sin embargo en todas se canaliza la misma Energía Universal, de ello es que estas corrientes de Reiki actúan bajo el mismo principio. 

¿Para qué sirve el Reiki?

A lo largo de nuestra vida se producen bloqueos internos que dificultan la circulación de la energía, por ello a veces nos sentimos desarmonizados. 

 Cuando nuestra energía vital (Ki) es fuerte, nosotros estamos física, emocional, mental y espiritualmente sanos. Cuando nuestra energía vital está en un nivel muy bajo, podemos desequilibrarnos o enfermarnos en varias formas. Una de las maneras en que podemos reabastecernos de Fuerza Vital es usando Reiki. 

 

 Reiki es un técnica Holística ya que armoniza y desbloquea todos los planos del ser humano, físico, mental, emocional y espiritual. No agrede al cuerpo de ninguna manera y tampoco crea adicción ni efectos secundarios o colaterales ya que no se utilizan sustancias químicas ni elementos extraños al cuerpo sino solo la energía de vida que está presente en todo ser vivo. 

 

El Reiki se puede utilizar para: 

 

•Liberar emociones reprimidas 

•Aumentar el nivel energético, proporcionando vitalidad física y anímica 

•Revitalización orgánica y rejuvenecimiento de todo el organismo 

•En la mayoría de los casos Reiki aumenta los efectos del tratamiento médico cuando se usa en unión con él, nunca reemplazando a éste 

•Provocar un estado de relajación reduciendo o eliminando la ansiedad 

•Aliviar el sufrimiento así sea físico, emocional, mental o espiritual 

•Ayuda a eliminar el estrés diario al que somos sometidos por las exigencias de la vida actual 

•Migrañas, depresión, dolores menstruales, estreñimiento 

•Ayuda a limpiar el organismo y la mente de todo tipo de toxinas 

•En el caso de pacientes en fase terminal, puede dar alivio tanto a la persona afectada como a su grupo familiar 

•Embarazo y post parto 

•Facilitar el sueño y disminuir el abatimiento 

•Trastornos alimentarios (bulimia y anorexia) 

•Puede ser usado para ayudar animales y plantas 

 Para acceder a Reiki no hace falta estar enfermo, cualquier persona que siente que "hay algo más" y no sabe qué, y no le encuentra mucho sentido a las cosas que hace en su vida cotidiana, puede encontrar su razón de ser y estar en esta vida a través del Reiki. 

 

 A través de este método, hacemos que nuestro cuerpo se vuelva más sano, el pensamiento se vuelva más calmado y aumentemos la alegría de vivir.

 

Que es Reiki

El Reiki es un método de autosanación y de acompañamiento que se lo debemos al médico japonés Mikao Usui. Pertenece al grupo de las medicinas complementarias que influyen en el campo bioelectromagnético del cuerpo.
La palabra Reiki deriva de dos vocablos japoneses: REI, que se puede traducir como “energía vital universal”  Ki, que se refiere a la energía de cada ser viviente (equivalente al concepto chino de Chi y al concepto Hindú de Prana.
En Reiki, un terapeuta o practicante ‘canaliza’ energía universal y la dirige hacia si mismo u otra persona, con la intención de promover sanación en todos los niveles de la existencia: físico, emocional, mental y espiritual.
Sanar no es simplemente la desaparición de un síntoma, sino la resolución de las causas últimas que ocasionan la enfermedad. Es un proceso de  transformación personal.
El principio general en Reiki es que la energía vital nutra los órganos y las células cuando su flujo está bloqueado, el cuerpo no puede continuar funcionando en ese estado, poco a poco la energía Reiki regula cualquier desajuste. También conserva la salud en cuerpos sanos sin síntomas y en perfecto estado de energía vital.  
Los practicantes de Reiki colocan las manos en distintas áreas del cuerpo, sobre si o sobre la persona que recibe el tratamiento y esto hace correr el flujo del  ki de quien recibe, produciendo una profunda relajación que restaura el equilibrio perdido. No es masaje, pero puede combinarse con un masaje (recomendable en masajistas). Todo el cuerpo del practicante emite una energía, pero la radiación de energía es más intensa desde el centro de las palmas, los ojos y la boca. Por eso, hay practicantes que pueden concentrar su mirada o soplar sobre un área dolorosa o una herida.
 
Cualquiera puede aprender Reiki
 
Reiki se debe aprende a través de un maestro que le transmite y sintoniza todos su canales energéticos en una ceremonia de iniciación. Una vez que el estudiante es iniciado, este comienza inmediatamente a sentir cambios en sus manos, en su mente, en sus sentimientos, comienza una verdadera transformación personal.
Reiki puede ser una herramienta de autoconocimiento y de crecimiento personal o ser usado para facilitar la sanación de otros. También se puede usar para facilitar la relajación e incluso la meditación.
Después de que el maestro ha iniciado al estudiante, éste comienza a canalizar la energía universal y puede transmitirla a otras personas, animales, plantas, alimentos, etc.
No hay requisitos para aprender Reiki. Se puede aprende sin importar creencias, religión, cultura, edad, estilo de vida o estudios previos. Las clases se dividen por lo general en tres niveles:
  1. Reiki I: El primer nivel se concentra en los aspectos físicos del bienestar y la salud física, en el manejo del estrés.
  2. Reiki II: Se concentra en los aspectos mentales y emocionales y en la sanación a distancia.
  3. Reiki III: este se considera el nivel de la maestría. A partir de este nivel, el iniciado puede elegir el camino de enseñar Reiki a otras personas. Maestro espiritual
Maestría
La maestría, como todos los que ejercen un oficio saben, es un proceso en el que hacemos un compromiso con la práctica.
 
El Reiki ofrece muchos beneficios
El Reiki ofrece unos principios y unas herramientas que facilitan el proceso para obtener sus beneficios y el éxito en el método.
 
Esos principios son:
Sólo por hoy voy a dejar de preocuparme
Sólo por hoy voy a mantener la calma y serenidad
Solo por hoy voy a trabajar duro y seré honesto.
Solo por hoy voy a dar las gracias por todo lo que recibo.
Solo por hoy voy a honrar a mis padres, maestros y mayores.
 
La energía Reiki va a estar siempre presente para el iniciado. Esta energía es inteligente y va a donde más se necesita.
El Reiki alivia los síntomas de cualquier enfermedad  Reiki y nunca es perjudicial. Entre los muchos beneficios que los investigadores han encontrado, el Reiki:
1. Ayuda a aliviar el dolor.
2. Reduce la fatiga
3. Estimula el sistema inmune
4. Apoya la resolución de problemas emocionales.
5. Acorta el tiempo en la curación de heridas.
El Reiki apoya, pero no sustituye, cualquier tratamiento médico en enfermedades tanto agudas como crónicas y es un gran alivio para pacientes con dolor o inflamación crónica o enfermedades terminales.

Es una técnica de canalización y transmisión de energía vital a través de la imposición de manos, que se utiliza para obtener paz y equilibrio en todos los niveles: 

Físico: mejoría en dolencias, lesiones, metabolismo,etc. 

Emocional: problemas sentimentales, agresividad, infelicidad, etc. 

Mental: hábitos dañinos, estrés, insomnio, etc. 

Espiritual: armonía, paz, equilibrio, etc. 

 Reiki actúa en profundidad yendo a la raíz del problema físico o emocional, permitiendo que la emoción o el patrón de conducta que ha creado el desequilibrio, se manifieste y sea sanado. 

 También nos ayuda al crecimiento personal y a la expansión de nuestra conciencia. 

La terapia Reiki pueden recibirla todos los seres humanos (adultos sanos, enfermos, embarazadas, niños y bebés), incluso también los animales y las plantas. 

 Es una terapia complementaria a la medicina convencional y terapias psicológicas reconocida por la Organización mundial de la salud (OMS).

 Para realizar alguna terapia con Juan Carlos en Madrid, España, escribir a :Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o llamar al teléfono 647633330
 
 Terapia Madrid. Terapias y cursos en Madrid. Actividades alternativas en Madrid