El termino Aromaterapia se invento gracias a un investigador francés, R-M Gattefosé (1881-1950) quien al quemarse la mano luego de sufrir una explosión en su laboratorio, tuvo el reflejo de sumergirla en un recipiente de aceite esencial de Lavanda (lavandula Angustifolia). Además de sentir un alivio inmediato, la curación y la cicatrización de la herida fue tan rápida que Gattefosé se dedicó en adelante al estudio antibacteriano de los aceites esenciales.

La aromaterapia es la utilización de aceites esenciales con fines terapéuticos. Se trata de una terapia natural que se basa en la actividad terapéutica de moléculas bioquímicas de aceites esenciales. Un aceite esencial es la sustancia mas concentrada del reino vegetal.

 

Un aceite esencial es la esencia volátil extraída de las plantas aromáticas mediante la destilación por arrastre de vapor de agua.

Los aceites esenciales se pueden usar de varias formas, por vía oral (siempre con el consejo de un medico Aromaterapeuta), por vía atmosférica con un difusor de aceites esenciales o por inhalación, también por vía cutánea, en masajes, fricción o en una bañera(poniendo los aceites en un dispersante ante de ponerlas en el agua) .

Para obtener buenos resultados con los aceites esenciales es fundamental vigilar bien la calidad de estas joyas naturales.

Los aceites esenciales usados con fines terapéuticos tienen que responder a unos criterios de calidad. Primero vigilar es el aceite es 100% natural, otro criterio por ejemplo, comprobar si figura en la etiqueta el nombre de la especie botánica en latín (evitando así las confusiones de los nombres populares).

Las investigaciones científicas de estos últimos años confirman, el interés y la utilización de los aceites esenciales como medicina preventiva y curativa para la salud humana. Pero como cada producto natural y efectivo los aceites esenciales pueden ser tóxicos si los usamos en dosis excesivas.

     

La Aromaterapia, se utiliza con frecuencia para aumentar el bienestar físico y psicológico, mediante el uso de extracto de aceites naturales de flores, semillas, hojas, y raíces, con  la finalidad de alcanzar el bienestar integral.                       

Los beneficios de la aromaterapia pueden ser aprovechados de múltiples maneras, durante el baño puedes agregar unas gotas al agua y desencadenar una sensación olfatoria que aumentará la circulación sanguínea y ayudará a lograr el equilibrio físico. Mediante el masaje, ya que muchos de los aceites esenciales están disponibles en lociones impactando tu cuerpo tanto física como psicológicamente dependiendo de la esencia escogida; algunos aceites pueden ser absobidos por la piel llegando hasta el torrente sanguíneo para producir sanación. Los difusores, cremas, shampoos y compresas son otras alternativas viables. Enjuagues bucales.

La inhalación de aceites esenciales es ampliamente utilizada para la estimulación de la función cerebral. Estos puede ser absorber a través de la piel pasando al torrente sanguíneo para provomer balance en todo el cuerpo. Es importante, saber que la inhalación prolongada estos aceites concentrado pueden producir dolores de cabeza, vértigo, mareos, nauseas y letargo. 

Los aceites esenciales probablemente ejercen su efecto farmacológico más potente y sistémicamente directo, a través del suministro de sangre al cerebro. De manera indirecta, lo ejercen a través de las vías nerviosas olfativas en el cerebro. Las fragancias de aceites esenciales son absorbidas a través de la circulación sanguínea y las vías nerviosas en las glándulas centrales del cerebro que controlan funciones emocionales, neurológicas e inmunológicas.

Cada aceite esencial tiene sus beneficios terapéuticos particulares. La variedad disponible en el mercado, puede resultar complicado a la hora de elegir cuál es el apropiado para satisfacer nuestras necesidades, por esta razón detallamos los beneficios de algunos a continuación.

  

Lavanda: Su nombre significa limpiar, posee grandes beneficios en la disminución del estrés, aliviar los refriados, gripe y migraña. Además es antidepresivo, antiséptico, antiinflamatorio descongestionante, diurético y sedante. Unas gotas en un difusor pueden ser exelentes para ayudar a conciliar el sueño.                                     

Manzanilla: Poderoso agente calmante, antibiótico, antiséptico, antidepresivo. Existen dos tipos: la manzanilla romana y la alemana; el aceite esencial puede extraerse de ambas. Sin embargo, sus propiedades son ligeramente diferentes. La variedad romana es útil como enjuague bucal y analgésico. En el caso de la alemana, es indicada para tratar las inflamaciones, específicamente en el tracto urinario y digestivo, posee además propiedades analgésicas y ayuda a combatir el acné.                                                     

Bergamota: Esencia cítrica del sudeste de asia, ampliamente utilizada en perfumes y colonias. Es indicada para tratar el estrés, depresión ansiedad, anorexia y condiciones de la piel como psoriasis. Estimula el hígado, sistema digestivo y el bazo. Provee mejoría para quienes sufren de malestar general                                                            

Mejorana: Calma la hiperactividad, favorece a una adecuada digestión aliviando la contipacion y calambres. Las inhalaciones con mejorana disminuyen los síntomas de asma y sinusitis. Con solo algunas gotas en el agua puede aumentar la circulación y aliviar el insomnio. En masaje alivia el dolor de cabeza y la tensión.                                         

Cedro: Alivia el estrés y la ansiedad, ofrece beneficios en problemas respiratorios y cutáneos, ayuda a disminuir las infecciones del tracto urinario.                                                

Eucalipto: Es recomendado en casos de enfermedades respiratorias, por sus propiedades descongestionantes. También se utiliza como antiséptico, antiespasmódico, diurético, en migrañas, fiebre y dolores musculares.                                     

Jazmín: Es uno de los aceites esenciales más cotosos por lo complicado de su extracción. Útil en depresión post-parto, aumenta la líbido, es excelente para problemas respiratorios, adicciones, reducción de la tensión y el estrés.                                                

Limón: Recomendado para problemas de digestión y circulación, disminuye los síntomas de acné, irritaciones de la piel y la artritis. Su uso es muy favorable para el sistema inmune, reduce las celulitis, alivia el dolor de cabeza y la fiebre.                                                   

Ylang-Ylang: De fuerte fragancia, su aroma es muy dulce apropiado para reducir el estrés, dolor de cabeza, náuseas, condiciones en la piel, estimula el crecimiento capilar, reduce la presión sanguínea, útil para tratar problemas instestinales, además de ser afrodisíaco.                                                

Patchoulí: Posee poderosas propiedades para el cuidado de la piel. Puede aliviar la depresión, fatiga y la ansiedad. Es muy favorable para la curación de heridas, reduce la celulitis y la hinchazón.                         

Rosa: Es extraída de pétalos de rosas frescas mediante un delicado proceso, por eso su elevado precio. Ayuda a aliviar la depresión, ansiedad, problemas digestivos, circulatorios y respiratorios como el asma. Actúa como protector para el corazón y es favorable para la piel.          

Romero: Excelente estimulante mental y refuerzo de la memoria. Alivia la congestión y la sinusitis. Es recomendado para los dolores musculares, artritis, hígado, congestión de la vesícula biliar y desórdenes digestivos; estimula el cuero cabelludo y crecimiento del cabello; es favorable en condiciones de la piel.           

Sándalo: Es una de las esencias más populares y efectivas en aromaterapia. Favorece las membranas mucosas del tracto urinario, alivia el dolor de pecho, disminuye la tensión, actúa como antiinflamatorio. Es ampliamente conocido estimulante del sistema inmunológico, beneficia la curación de enfermedades de la piel. Efectivo en problemas repiratorios, dolores musculares, gripe, pie de atleta y caspa. Funciona como insecticida. 

Es muy importante tomar en consideración, que según los expertos en la materia, mientras más costoso es el aceite esencial mayor el riesgo de ser adulterado, tal es el caso de la Rosa y el Sándalo. En ocasiones, algunos aceites pueden contener residuos de pesticidas utilizados en su proceso de extracción. El uso de aceites es esencialmente externo. No deben ser utilizados en niños, durante el embarazo, ancianos o personas que presenten reacciones alérgicas. Debe evitarse su uso prolongado sin la adecuada ventilación.